lunes, 24 de febrero de 2014

Leche de alpiste




La leche de alpiste ha sido un explosivo mundial de salud, actualmente la ONU ha financiado millonarias investigaciones sobre las enzimas y proteínas que esta sencilla semilla contiene, su base es totalmente de recarga enzimática.

Tienen moléculas de la proteína capaces de sacar grasa del cuerpo humano, además es enzimáticamente compatible con el páncreas, el hígado y los riñones, el consumo de leche de alpiste repara el páncreas desinflamándolo, abre los filtros de los riñones, ayudando a que no exista hipertensión por  una excelente diuresis,  aumenta el conteo de hepatocitos (células del hígado) ayudándolo a filtrar de una manera muy eficiente las toxinas acumuladas por los alimentos. Contiene una enzima llamada lipasa que viaja hasta las células sacando la grasa del cuerpo humano, es por tal un promotor adelgazante formidable.

Preparación:
Remojar cinco cucharadas de alpiste por la noche, dejarlas en agua toda la noche, y al día siguiente licua con agua purificada.

Consumo:

 Se forma un líquido blanco y espumoso,  se debe beber con todo y la semilla molida, que es  una excelente fuente de fibra. Dicha leche se puede consumir con cereales, avena, etc.,  no debes añadir azúcar ni calentarla, su consumo debe ser en ayunas, pero también puedes tomarla antes de dormir o de cada comida.   




Fuente:

-Concepcioón García Luján. Blanca Estela Pérez Hernández. Aurora Martínez Romero. Fernando Castro Barraza. 2009. Uso de plantas medicinales y suplementos dietéticos para el control glucémico de la diabetes. Revista de Chapingo Serie Zonas Aridas. 8:229-239.